15.4 C
Xalapa

Pinturas de la Cueva de Altamira

-

El calificativo más habitual que se le otorga a estas pinturas es de Capilla Sixtina del Arte Prehistórico o rupestre, ya que se trata del conjunto más esplendoroso del arte Paleolítico hallado hasta la actualidad. Y eso que se trata de unas pinturas que se realizaron, las más modernas hace unos 15,000 años, mientras que algunas partes de la cueva se estima que fueron pintadas hace 30,000 años.

En las paredes y techos de esta enorme cueva situada en las cercanías de la localidad española de Santillana del Mar, en la comunidad de Cantabria al norte del país, se encuentra pintado un enorme repertorio de animales de la época prehistórica, especialmente bisontes, ciervos, caballos y jabalíes.

La primera sensación que transmite todo este conjunto es la de una extraordinaria riqueza cromática. Algo que la hace sumamente valiosa, tanto por la cantidad como por la calidad de las pinturas.En cuanto a su significado se han relatado infinidad de hipótesis. Según algunos investigadores se realizaron por el simple placer de la contemplación, mientras que para otros son representaciones estrechamente relacionadas con los rituales de caza que realizaba el hombre prehistórico. Incluso se ha dicho que ciertas figuras tienen una relación con la representación de lo masculino y lo femenino, planteando su posición dentro del grupo de personas que aquí habitaría.

Se trata de representaciones realizadas íntegramente a partir de pigmentos de origen natural, principalmente de materiales minerales y también vegetales. Por ejemplo, los llamativos pigmentos rojos, los amarillos o los ocres se realizaban a partir de moler minerales arcillosos y mezclarlos con óxidos de hierro. Mientras que los tonos negros se aplicarían con carbón vegetal, o para el blanco usaban caolín y rocas de yeso.