[wpc-weather id="7221"]
Search
Domingo, 20 de Setiembre de 2020
  • :
  • :

Posdata

“Vine al mundo pa’servir”

 

  • Sin ningún recato ni moral ni ético, la presidenta del CDE del PRI, Elmoga, lucra con la miseria y dice a los pobres que todos los días reza por ellos

LUIS_VELAZQUEZEn el ranking del populismo, la presidenta del CDE del PRI, Elizabeth Morales García, Elmoga, es campeona.

Por ejemplo, fue a la colonia El Naranjal, en Xalapa, y entregó “apoyos invernales” a los pobres y dijo:

“Servir a la gente es y seguirá siendo nuestra misión”.

Claro, los pobres como un instrumento para su mesianismo, luego de su paso por la alcaldía de Xalapa que terminó en medio del rechazo y el hartazgo ciudadano por su fama pública de acumular bienes, sin que nunca, jamás, el ORFIS (Órgano de Fiscalización Superior) y la Comisión de Vigilancia del Congreso la haya puesto en el cernidor.

Es más, el entonces presidente de la Comisión de Vigilancia, el diputado Américo Zúñiga Martínez, jamás la evidenció, porque si una vez lo dejó vestido y alborotado con la propaganda impresa para la candidatura a la presidencia municipal, el horror le consumía sus entrañas pensando que si actuaba en su contra lo haría de nuevo.

“Siempre he servido a los pobres y desde donde me encuentre seguiré ayudando” dijo Elmoga.

Y es que, además, la señorita confunde la sociología y la economía con la demagogia, porque una cosita es enseñar a los jodidos a pescar y otra regalarles el pescado.

Más todavía cuando, y como en su caso, suele obsequiar cosas perecederas, para el instante y para paliar, digamos, digamos, una emergencia, un cobertor, por ejemplo, para el invierno.

Pero en el fondo todos ellos, los pobres entre los pobres, los olvidados les llamaba Luis Buñuel, los desheredados de la fortuna según Albert Camus, siguen en la jodidez.

Y, por tanto, ahí está el peligro de su populismo, pues en todo caso lucra con la pobreza, pues siempre llega acompañada del fotógrafo y el camarógrafo para publicar las gráficas a los medios y proyectarse, con espacio pagado, como un mesías.

Nadie, pues, ha lucrado tanto con la pobreza como ella.

Y más cuando siendo alcaldesa de Xalapa y ahora presidenta del partido tricolor dispone del erario para proyectarse una imagen de solidaridad, en tanto ella también lo usa para aumentar sus bienes materiales, incluso, hasta un centro nocturno.

 

ELMOGA REZA POR LOS POBRES

Yo los tengo en mis oraciones” dijo Elmoga a las madres de familia de la colonia El Naranjal que cargando a sus niños fueron al reality show.

Y, bueno, se ignora si algunas de las mujeres pobres se fueron a casa felices, tranquilas, contentas, de que la señorita los tenga en sus oraciones, pues por más que ellas mismas rezan y rezan el milagro social y económico para reproducir los panes y los peces y para que el jefe de familia tenga un trabajo digno, nunca llega.

Lo peor del asunto es el lucro que la exalcaldesa hace de los pobres, viviendo en una residencia, con un estándar de vida de lujo, rodeada de barbies como si fueran sus efebas, coleccionando bienes y riqueza, alternando con la elite política de la que forma parte.

Es hora “de pensar todos en cosas buenas para el próximo año” dijo a los pobres, cuando, caray, desde 450 años antes de Cristo, los pobres siguen igual, además como carne de cañón de los políticos para “cortarse las venas” en su nombre.

Por eso, la población está “hasta la madre” como exclamó el poeta Javier Sicilia cuando mataron a su hijo en Morelos.

Por eso mismo resulta imperdonable el agravio y la burla que en su tiempo cometió el secretario de Desarrollo Social, Alberto Silva Ramos, cuando dijo que sacaría de la pobreza a 2 millones de habitantes de Veracruz en tres años del duartismo.

Y cuando su antecesor, Marcelo Montiel Montiel, y el entonces director del DIF, Juan Antonio Nemi Dib, anunciaron al mundo que con una estufa ecológica, un piso firme y un techo de lámina habían convertido de la miseria y la pobreza a clase media a los indígenas de Mixtla de Altamirano, en la sierra de Zongolica.

Por eso el coraje social donde Elmoga publica su foto regalando “apoyos invernales” a los pobres porque “su misión en la vida es servir a la gente”.

Comentarios

comentarios