12.5 C
Xalapa

Posdata: Infiernos comunes entre Iguala y Veracruz

Luis Velázquez

•Igual que en Guerrero, en el resto del país, incluida la tierra jarocha, hay fosas clandestinas y carteles disputando la plaza y gobernadores indolentes ante Los Pinos

 

LUIS_VELAZQUEZ

Según el politólogo Carlos Ronzón Verónica, el mismo infierno en Iguala con los narcos dueños del poder político y sus narcofosas… hay en el resto del país, incluido Veracruz.

El mismo infierno en Guerrero con un ex gobernador, Ángel Aguirre Rivero, y en Michoacán con Fausto Vallejo, y en Tamaulipas con Egidio Torre, que dejaron de hacer su tarea, priva en todas y cada una de las entidades federativas, incluida Veracruz.

La misma disputa de los carteles de la droga por las plazas en Guerrero, Michoacán y Tamaulipas… en el resto de la nación, incluido Veracruz, considerando, por ejemplo, que la tierra jarocha ocupa el segundo lugar nacional en secuestros y fosas clandestinas.

En el fondo, quizá, acaso, los gobernadores y los presidentes municipales deseando imitar a la alcaldesa de Matamoros que creó a sus propios sicarios para combatir a los otros señores de la droga, soñando que así construirá un municipio mejor en su calidad de vida cotidiana.

El resultado es uno solo: El infierno retratado en la película con tal nombre por el cineasta Luis Estrada, el director de La ley de Herodes y La dictadura perfecta.

Según el profe Ronzón, lo más terrible es que los gobernadores de cada uno de los 32 estados andan en otros rollos, sin atender lo fundamental y prioritario como es la seguridad pública.

Y, en contraparte, el presidente Enrique Peña Nieto piensa demasiado para asestar el manotazo tan necesario.

Por ejemplo, a partir de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa desaparecidos, está claro que el país está sembrado de fosas clandestinas.

En el año 2012, por ejemplo, el sacerdote José Alejandro Solalinde, director del albergue “Hermanos en el camino” aseguró que Veracruz era el cementerio de migrantes más largo y extenso del país.

Y, sin embargo, el hecho y la circunstancia subsisten y predominan, como en el caso de Veracruz en aquellas semanas cuando una tras otra fueron descubiertas fosas en la Cuenca del Papaloapan, como la del rancho “El diamante” en Tres Valles, con 33 cadáveres, entre ellos, el cuerpo de una señora apodada ‘’La bailarina’’ y sus tres hijos.

Cada gobernador, apunta Ronzón, está obligado a cubrir el frente de batalla en su entidad federativa, pues ni modo que se lave las manos diciendo que es tarea federal.

Por el contrario, cada góber anda por su lado, a golpe de timón, curándose en salud, cabeceando la inseguridad mientras, como ocurre en Veracruz, se multiplica la versión que si en un momento dado los Zetas estaban solos, ahora ya están aquí operando otra vez el Cartel del Golfo y Jalisco Nueva Generación.

Peor tantito si se considera el modelo de Iguala con el exalcalde y su esposa y en Matamoros con la presidenta municipal que crearon su grupo criminal.

 

GOLPES DE TIMÓN…

 

Así, desbordado el río como en Ayotzinapa, el gobierno federal ha de entrar a reordenar el caso, arrastrando el descrédito en el país y en el mundo.

Por ejemplo, el peñismo ha enviado a la región de Guerrero donde se concentra el problema de los normalistas desaparecidos a la siguiente “fuerza del Estado mexicano”: 6 mil 800 soldados. 900 marinos. 110 peritos. 300 investigadores. Mil 870 agentes de fuerzas federales y 50 ministerios públicos federales.

Y no obstante que han efectuado “mil recorridos y 142 vuelos de rastreo, y revisado 110 lugares, y operado 13 cateos, más detenido a 54 personas, más 26 órdenes de aprehensión, más 20 mil volantes repartidos, más la oferta de un millón de pesos de recompensa para informantes” (Proceso 1983, Marcela Turati), a la fecha, ni una pista de los alumnos levantados.

Es decir, después del niño ahogado constituye tarea titánica seguir la punta del iceberg.

Todo, por la negligencia y las omisiones que el exgobernador de Guerrero tuvo a partir, incluso, de que él mismo revelara (semanas después de tomar posesión) que el narcotráfico se había adueñado de la vida pública.

Ahora, el peñismo se topa con una realidad avasallante: simple y llanamente los hechos lo han trascendido. Su descrédito ante el mundo. La evidencia ante miles y miles de mexicanos.

Por desgracia, el caso de Iguala se multiplica en la república, Veracruz incluido.

Uno, 650 desaparecidos, de los cuales 144 son menores de edad.

Dos, el fracaso del Veracruz seguro y el Veracruz blindado y de las corporaciones policiacas y de una nueva medicina ahora con la llamada Fuerza Civil.

Tres, los muertos, secuestrados y desaparecidos que todos los días llegan a los medios.

Cuatro, la espantosa y terrible impunidad en que hemos quedado atrapados.

Y cinco, el menosprecio y el desprecio de la Secretaría de Seguridad Pública, la Procuraduría de Justicia y la Agencia de Investigaciones para dar soluciones concretas y específicas.

Entre Iguala y Veracruz hay infiernos comunes…

NOTAS RELACIONADAS

Andares: Los ojos de Lucio

Por: Alejandro Mier Uribe   Al escuchar que una vez más los señores Beltrán discutían agriamente, la nana Gloria tomó del brazo al pequeño Lucio y...

Andares: El regreso de Lupe La Flaca

Por: Alejandro Mier Uribe   Lupe la Flaca ingresó al Hospital General a la una con diez minutos de ese miércoles. A pesar de que presentaba...

Andares: Lupe, la Flaca

Por: Alejandro Mier Uribe   Lupe restregaba con fuerza los trastos de la comida para quitarles el cochambre cuando Enriquito, su hermano menor, pasó detrás de...

Redes Sociales

124,625FansMe gusta
4,383SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA

Escenarios:

UNO. La maravilla de la vejez

Malecón del Paseo:

•El Veracruz bronco •Prensa coaccionada •Crímenes impunes

Expediente 2020: Estercolero en IVAI

Luis Velázquez30 de septiembre de 2020 Un semestre tardó la titular del IVAI para...

Barandal:

•Desaparecidas 121 niñas •Exhibe UV a...

Precariedad en sector cultural en México se recrudeció con pandemia

La precariedad en el sector de la cultura y las artes en México es una situación añeja...