15 C
Xalapa

Presentan antipastorela en el Ágora de la Ciudad

-

Presentación antipastorela3

 

 

El Instituto Veracruzano de la Cultura (IVEC) llevó a cabo la primera temporada de la antipastorela «Pégale, María, que ese Diablo fue», una creación colectiva de las compañías teatrales Títere Vivo, Reflejos Teatro, El Juglar y Énfasis Teatro, en el marco de las tradicionales fiestas decembrinas en el Ágora de la Ciudad.

 

Uno de los aspectos buscados con este montaje teatral fue que “precisamente fuera  todo lo contrario a una pastorela clásica. Más que nada es algo chusco. Mi papel en la antipastorela es como José el carpintero, quien de acuerdo a las desadaptaciones que le hacemos al personaje, se trata de una réplica de Pepe el Toro, pero en los tiempos de Belén en nacimiento de Jesucristo”, dijo en entrevista, José Minquiz de la Compañía Énfasis Teatro.

 

Este José “es el clásico macho que pide que todas las cosas estén en su lugar, pero al nacer el niño, se vuelve un mandilón, o siempre lo ha sido, pero no quiere aceptarlo. El argumento está basado más que nada en la improvisación; así que no estamos sujetos a los guiones”, añadió el actor.

 

La antipastorela consistió en recorridos por diversos puntos de los pasillos del Ágora hasta llegar al auditorio. En cada estación, el público pudo ver escenas de la

Anunciación, pero esta vez, la virgen es una estudiante de secundaria y el arcángel es un personaje al estilo drag queen que terminará enfrentándose con unos diablos profesionales de lucha libre, encarnados justamente por verdaderos luchadores, Destello y Peligro.

 

“Realmente no hay una dirección, sino que es una creación colectiva, lo cual es muy divertido pues todos somos actores, con un lenguaje en común y es más enriquecedor. En este montaje, entre todos escribimos el texto y montamos las escenas. Soy uno de los cuatro pastores, a quien le tocó descubrir qué pasa con la estrella. La mitad de nosotros son títeres, y es parte de lo que le dio mucho dinamismo al espectáculo, además de los luchadores profesionales, comentó a su vez el actor Joel Vences, también director de la compañía Títere Vivo.

 

“Tenemos una línea de acción y unos textos definidos, pero al enganchar una escena con otra, es donde se hacen las improvisaciones. También tenemos libertad de usar un gag o comentario si lo requiere la escena o lo permite el tiempo”, agregó el actor y titiritero.

 

La actriz Eunice Nieto, quien hizo el papel de pastora, comentó que “la apertura a la improvisación le dio al espectáculo mucha frescura. Se sigue la historia clásica del nacimiento de Dios pero visto desde un momento más actual.”

 

Peligro, quien participó como guarura del Diablo, se integró al proyecto del montaje de la antipastorela a partir de una previa participación con Alejandro Cano. En esta ocasión, “se integró un pequeño show de lucha libre”, añadió el luchador que tiene más de una década de trayectoria en el estado y el país. Otro de los diablillos, cuya misión fue poner el desorden, fue Destello Azul, quien tomó de inmediato la oportunidad de actuar haciendo pareja con Peligro, aunque “arriba de un cuadrilátero, no nos podemos ni ver”, expresó.