15 C
Xalapa

Salió de su casa para buscar trabajo pero jamás regresó

-

gema

Los familiares de Gemma Mavil Hernández han perdido los ánimos de festejar la navidad y cumpleaños desde la desaparición de su hija pero siguen con la esperanza de volverla a ver.

 

 

Gemma Mavil Hernández había recibido una llamada telefónica para informarle que tenía que estar presente el 3 de mayo cerca de la biblioteca de la ciudad, en el lugar, le harían una entrevista de trabajo para un puesto administrativo.

 

Ese día ella se alistó y salió de su casa – ubicada en Xico- para llegar a la ciudad de Xalapa y encontrarse con sus posibles jefes pero nunca llegó, pues en el camino, cerca de Los Lagos, fue privada de su libertad.

 

Rápidamente sus padres hablaron con las autoridades para agilizar el operativo, en ese entonces, Enoc Maldonado Caraza estuvo al pendiente del caso, le toco en varias ocasiones escuchar como los secuestradores le exigían un millón de pesos a la familia.

 

La manera tan bestial y prepotente en la que los secuestradores les hablaban era terrible, pese a esto los padres habían negociado con ellos para darles una parte del dinero con tal de que dejaran libre a su hija.

 

La pequeña cantidad que lograron juntar fue depositada en algún lugar de la ciudad pero a su hija jamás se las regresaron.

 

En un calvario de angustia, desesperación y lágrimas, sus padres siguen buscando hasta encontrarla, pues aun tienen la esperanza de que Dios se las entregue con vida.

 

Sin embargo, la incertidumbre sigue por culpa de las autoridades, quienes no han hecho nada por seguir investigando su caso – y el de muchas más- a pesar de que tras el rescate detuvieran a 2 hombres.

 

Uno de ellos murió con la información del paradero de Gemma, pues tras ser aprendido le dio un ataque cardiaco; mientras que el otro se niega a hablar y está detenido en Pancho Viejo.

 

Ante esto, la falta de interés por parte del actual procurador, Luis Ángel Bravo Contreras, ha sido evidente pues se ha negado a seguir las investigaciones de los casos de los 21 desaparecidos en Xalapa.

 

A pesar de la desesperación y frustración en la que vive la familia, ellos seguirán buscando para encontrar y saber que paso con Gemma, pues tras  3 años de su secuestro siguen con la fe en Dio para volverla a ver, expresó Pedro Manuel Mavil, padre de la joven desaparecida el pasado 3 de mayo del 2011.

 

buTw