18.7 C
Xalapa

Secuelas del COVID-19 podría generar daños irreversibles al cuerpo; menores no se escapan de los estragos de la pandemia

El virus SARS-CoV2 ha transformado la vida de quienes lo han padecido, pues las secuelas posteriores a la enfermedad son graves al grado que podrían desarrollar padecimientos degenerativos y emocionales. 

El especialista Tonatiuh Masadiego, detalló que las principales consecuencias en quienes fueron intubados son: 

  • Traumatismos en la zona cervical  
  • Úlceras por presión 
  • Atrofio muscular 
  • Debilidad 
  • Cambios en presión arterial 
  • Depresión 
  • Debilidad pulmonar 
  •  

Trastornos cerebrales 

Mientras, que los pacientes que desde casa pudieron sobreponerse pueden presentar: 

  • Dificultad para hablar  
  • Debilidad muscular.
  • Debilidad pulmonar.
  • Problemas para subir escaleras, vestirse.
  • Depresión.
  • Ansiedad, entre otras.
Foto: Gina Collins

Destacó, que el hecho de no atenderse posterior a la enfermedad podría ocasionar incluso diabetes tipo dos e hipertensión.

Detalló, que las secuelas inician desde que se da de alta; por lo que reiteró que es vital que los pacientes inicien su rehabilitación integral; y aunque no hay un periodo de recuperación al cien por ciento, sí se puede lograr con un tratamiento específico. 

“Los estudios en la medicina han comprobado que el covid-19 deja secuelas graves, que quienes logran salir de esta enfermedad pueden volver a tener una vida normal si acuden con especialistas para llevar tratamientos terapéuticos, que ayuden a ir disminuyendo las secuelas”. 

Además, se podría evitar un mayor riesgo de fenómenos trombóticos, “tanto arteriales como venosos”, derivados del estado de hiper-inflamación que causa el COVID-19. 

“Con las terapias, se puede lograr el riesgo de desarrollar otro tipo de enfermedades que a la larga puedan costar la vida”. 

Lo cierto es que en su mayoría de los pacientes presentan diversos problemas de salud post-covid, los cuales deben ser revisados y atendidos por médicos especialistas. 

DEPRESIÓN DURANTE CONFINAMIENTO POR COVID-19 

La pandemia y el confinamiento por el coronavirus altera el ánimo de cualquiera, pero afecta de forma muy especial a quienes sufren enfermedades mentales. En personas ya diagnosticadas de ansiedad y de depresión, situaciones como la que vivimos agravan por lo general los síntomas. 

De acuerdo a expertos, un confinamiento puede incluso llegar hasta el suicidio. 

Al menos un 45% de la población en México podría padecer depresión o ansiedad debido a la cuarentena que ha provocado la pandemia por COVID-19. 

La sociedad en general, vivir en medio de una contingencia sanitaria podría dejar secuelas como el estrés postraumático que se vive tras eventos como los terremotos; sin embargo, estas podrían agudizarse en aquellas personas que se hayan contagiado del virus SARS-CoV2 (Covid-19). 

El investigador Óscar Galicia, ha explicado en diversos foros que la situación de saber que existe un virus fuera de casa y ser blanco potencial de contagio genera en las personas menos susceptibles a padecer trastornos mentales, situaciones de estrés y ansiedad asociados a la amenaza. 

Los especialistas en salud mental, recomiendan que durante la contingencia sanitaria que se vive, se opte por realizar algunas actividades como lo son:  

  • Practicar ejercicio 
  • Evitar exceso de información en redes sociales 
  • Comer sanamente 
  • Dormir bien  
  • Evitar el consumo de alcohol, tabaco y drogas .
Foto: Gina Collins

Algunas agrupaciones nacionales e internacionales, señalan que las autoridades juegan un papel importante, al difundir la realidad de la situación, además de crear campañas que ayuden a la sociedad a entender porque se tiene que respetar la cuarentena, incluso crear programación de entretenimiento y aprendizaje. 


PANDEMIA NO PERDONA EDADES; MENORES TAMBIÉN SUFREN DE LOS ESTRAGOS DEL CORONAVIRUS ANTE LA NUEVA NORMALIDAD ESCOLAR 

La situación que se vive actualmente, con los cambios rutinarios escolares en la sociedad ha obligado a usar las tecnologías de información por muchas horas. 

La nueva normalidad del regreso a clases virtuales, será un problema psicológico emocional grave sobre todo en los menores de edad; además del incremento de la violencia familiar. 

La psicóloga e investigadora de la Universidad Veracruzana (UV) Yolanda González, dijo que el hecho de estar frente al televisor por varias horas, causará frustración, ansiedad y un bajo rendimiento escolar; pero estas afectaciones podrían ser más fuertes para quienes no pudieron acceder fácilmente a los instrumentos tecnológicos. 

Expuso, que incluso, para los padres de familia es complicado, pues tienen que estar junto a los pequeños para explicarles lo que no entiendan, y en ocasiones ni siquiera podrán hacerlo, pues muchos tendrán que salir a trabajar, dejando a los infantes a cargo de los abuelos, familiares e incluso solos; lo que ha generado un caos educativo. 

“Es una situación complicada, los menores empiezan a experimentar sensaciones de frustración al no lograr entender ciertos temas durante sus clases virtuales, lo cual genera un déficit de aprendizaje, y a ello se le suma que muchos son cuidados por sus abuelos que no tienen la capacidad, otros no tienen la paciencia para poder ayudar al menor”.

La experta, explicó que, si los tutores toman el reto, podrá ser de gran ayuda; aunque, será muy difícil poder obtener un aprendizaje al cien por ciento, sino se implementan actividades lúdicas que puedan impulsar al estudiante a atender correctamente la nueva forma educativa. 

“Se pueden hacer actividades en casa, hacer ejercicio juntos, actividades deportivas, recreativas, que ayuden al niño o niña a oxigenar su cerebro; puede ser con programas visuales de entretenimiento o de vez en cuando salir al parque con las medidas sanitarias correspondientes, de lo contrario presentarán cuadros depresivos y de ansiedad”, detalló. 

La contingencia causó que la educación en línea se volviera una necesidad a implementar a marchas forzadas, un entorno para el que ni los profesores, ni autoridades, ni estudiantes estaban listos, y a casi un año del inicio de esta emergencia de salud los daños colaterales que se han presentado en la sociedad podrían ser irreversibles sino se toman acciones de inmediato. 

Foto: Gina Collins

NOTAS RELACIONADAS

Redes Sociales

126,710FansMe gusta
4,517SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA