Search
Viernes, 18 de Setiembre de 2020
  • :
  • :

SSP niega seguridad a madre que denunció posible feminicidio

Las amenazas iniciaron luego de que se publicara el nombre de José Daniel Borja Torres, de 22 años, ex novio de la ahora occisa, de 17 años, quien estuvo con la joven horas antes de que desapareciera.

 

POR DAVID ARCOS/EXCLUSIVA

 

Más de cinco amenazas de muerte vía telefónica ha recibido María de los Ángeles Sánchez Guerrero, tras denunciar públicamente que su hija, de 17 años, desapareció el pasado 31 de marzo, fue encontrada con golpes en el cuerpo al día siguiente, murió el 3 de abril y se tratada de un posible caso de feminicidio.

Sin embargo, tanto el Ministerio Público (MP) como la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) se niegan a garantizar su seguridad e incrementar los rondines cerca de su domicilio, ubicado en la colonia Aguacatal.

En varias ocasiones ha solicitado una audiencia al titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), Luis Ángel Bravo Contreras, para exigirle el esclarecimiento de la muerte de su hija, pero no ha sido atendida.

“La Agencia del Ministerio Público no ha hecho nada, he recibido amenazas, me dicen que ya deje el caso de mi hija, porque si no me va a pasar lo mismo. Me llaman de números de la Ciudad de México y otras partes del norte del país, pero no sabemos de dónde”, relata.

A partir del lamentable suceso, un Volkswagen color negro, con placas YEA-4450, se estacionaba de manera sospechosa en la esquina de su vivienda.

La licenciada Isabel Barradas Piña le había asegurado que durante 180 días elementos de la SSP vigilarían su hogar, pero eso no sucedió.

“Sólo me dieron un número telefónico para que si veía algo sospechoso lo reportara, pero de aquí a que yo les hable es difícil. Tuvimos una junta con la fiscal y estaban comentando sobre los golpes que llevaba, y decían que ella (la menor) ya había salido de casa con esos golpes”, lamenta.

De igual forma, Sánchez Guerrero comenta que a raíz de sus declaraciones emitidas a Crónica de Xalapa el pasado 16 de julio, sujetos no identificados comenzaron a amenazarla y hostigarla.

En esa ocasión, mencionó que para ella el principal sospechoso era el ex novio de su hija, José Daniel Borja Torres, de 22 años, con domicilio en la privada Volcán de Colima número 18, toda vez que estuvo con ella horas antes de que desapareciera.

El sujeto es visto como el ex novio agresivo, posesivo, manipulador y “malandro” que trata mal a las mujeres, se rodea de personas con aspecto pandilleril, se dedica a “aplastar las calles” y se dice influyente en las corporaciones policiales.

Las autoridades estatales se niegan a investigar el posible feminicidio y continúan ensañados en que se trató de un simple suicidio.

“Ya ni siquiera me informan si están investigando, sólo me dicen que me espere, pero no sé a qué, no me dejan sacarle copia al expediente, sólo me lo dan para leerlo. Yo responsabilizo a la policía si algo me llega a suceder, porque no garantizan nuestra seguridad”, culminó.

 

Comentarios

comentarios




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *