17.1 C
Xalapa

Teocelanos agreden a reporteros para impedir cobertura de vaquillada

-

[image_slider]
[image_items link=»http://cronicadexalapa.com/wp-content/uploads/2015/01/EKA_3922.jpg» source=»http://cronicadexalapa.com/wp-content/uploads/2015/01/EKA_3922.jpg»]  [/image_items]
[image_items link=»http://cronicadexalapa.com/wp-content/uploads/2015/01/EKA_3994.jpg» source=»http://cronicadexalapa.com/wp-content/uploads/2015/01/EKA_3994.jpg»]  [/image_items]
[image_items link=»http://cronicadexalapa.com/wp-content/uploads/2015/01/EKA_4017.jpg» source=»http://cronicadexalapa.com/wp-content/uploads/2015/01/EKA_4017.jpg»]  [/image_items]

[image_items link=»http://cronicadexalapa.com/wp-content/uploads/2015/01/EKA_4068.jpg» source=»http://cronicadexalapa.com/wp-content/uploads/2015/01/EKA_4068.jpg»]  [/image_items]

[image_items link=»http://cronicadexalapa.com/wp-content/uploads/2015/01/EKA_4111.jpg» source=»http://cronicadexalapa.com/wp-content/uploads/2015/01/EKA_4111.jpg»]  [/image_items]

[image_items link=»http://cronicadexalapa.com/wp-content/uploads/2015/01/EKA_4192.jpg» source=»http://cronicadexalapa.com/wp-content/uploads/2015/01/EKA_4192.jpg»]  [/image_items]

[image_items link=»http://cronicadexalapa.com/wp-content/uploads/2015/01/EKA_4197.jpg» source=»http://cronicadexalapa.com/wp-content/uploads/2015/01/EKA_4197.jpg»]  [/image_items]
[/image_slider]

Los reporteros que cubrieron la vaquillada del pasado domingo fueron rodeados, amenazados y agredidos por sujetos, quienes -bajo los efectos del alcohol- se tornaron violentos. Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) permitieron las riñas y las agresiones físicas entre “grupos parroquianos”.

Pobladores de Teocelo agredieron físicamente a reporteros que pretendían reflejar el “deprave”, los abusos y las violaciones cometidas durante el evento taurino efectuado el pasado domingo.

A pesar del acoso y el hostigamiento por parte de los pobladores, los fotoperiodistas pudieron reflejar las riñas campales, el excesivo consumo de bebidas embriagantes y de sustancias ilegales, así como la venta de éstas a menores durante el presunto evento tradicional y cultural.

Dos grupos “parroquianos” –uno de 50 personas y uno de 30- se lanzaron botellas de vidrio y piedras en la calle 5 de Mayo y, posteriormente, corrieron a la calle Vicente Guerrero, donde soltaban a los animales.

Al cubrir el suceso, los reporteros fueron rodeados, amenazados y agredidos por sujetos, quienes bajo los efectos del alcohol, se tornaron violentos.

“Fue cuando nos agarraron los chicos, uno llegó directamente conmigo y me empujó, me dijo que no tomara fotografías, le dije que trabajaba en medios de comunicación y cuando le estaba dando la explicación llegó otra persona por atrás, me tomó del cuello y me dio una vuelta”, relata uno de los agredidos, quien solicitó el anonimato.

SSP SOLAPA AGRESIONES

Esto sucedió frente a cinco elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), quienes no intervinieron para impedir que los agresores mermaran la actividad periodística.

“La gresca comenzó al final de la vaquillada, fueron cuatro vaquillas y un novillo, al final un grupo de personas tuvo un enfrentamiento, rompían botellas para que los cristales fueran el proyectil. Cuando nos dejaron salir, desde la iglesia, en toda la calle 5 de Mayo nos siguieron personas en estado de ebriedad”, narra.

Las personas dijeron a los periodistas que ya no se permitiría tomar fotografías del maltrato animal en ninguna vaquillada, aunque durante los eventos se “agarrara a patadas a las vaquillas” o las golpearan con botellas de vidrio y palos.

“No quieren ver a prensa en las vaquilladas que se hagan en Teocelo, porque según solamente se dicen mentiras, pero las imágenes están y hablan por sí solas”, agrega.

CONSUMO DE DROGAS Y VENTA A MENORES

Los reporteros pudieron detectar la venta de bebidas embriagantes a menores de entre 9 y 14 años, quienes estaban ingiriéndolas durante el “espectáculo”.

“Había travestis invitando a la prostitución con menores alcoholizados, minifaldas, tacones, escotes y todo eso con una bola de chamacos, que evidentemente no entendían el contexto pero la naturaleza les ganaba”, detalla.

La escasa seguridad permitió el consumo de mariguana y de solventes inhalables, como resistol 5000.

La alcaldesa de Teocelo, Ana Lilia López Vanda, se negó a recibir a los reporteros y algunos de sus subordinados argumentaron que no había ninguna autoridad en el ayuntamiento.

“Fue un deprave total, entonces la anarquía explotó y la persona que nos atendió era empleada del DIF, dijo que ella no tenía respuesta a nada, no sabía el paradero de la alcaldesa, ella solamente había ido por su plancha de cabello al Municipio, porque en la noche iba a una fiesta”,culmina.