15.2 C
Xalapa

Trabajadores de Profepa se dicen amenazados por el delegado de Veracruz

-

20141127_111452_1
FOTO: FABIÁN DELGADO.

Trabajadores de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) protestaron afuera de la dependencia para exigir la destitución del delegado Eduardo Aubry de Castro Palomino; denunciaron que han sido amenazados y acosados laboralmente.

[quote]

Los ha bajado de puesto y a algunos les ha quitado sus acreditaciones como inspectores, por supuestos actos de corrupción

[/quote]

Los inconformes bloquearon la calle 5 de Febrero, afuera de las oficinas de la Profepa, donde acusaron que el funcionario federal es prepotente y los ha señalado de «corruptos» sin proporcionar pruebas al respecto.

Al grito de: “Aubry, entiende, Profepa no te quiere” y “Profepa, Profepa, a Aubry ya le pesa” colocaron una lona que abarcaba gran parte de la fachada de la dependencia donde mostraron su repudio hacia el delegado de la misma.

De acuerdo con Oscar Omar Rivera González, empleado del área de Recursos Naturales de la Profepa, 100 empleados de la dependencia, tanto de base como de confianza, han sido amenazados con ser despedidos.

“Es una protesta por el maltrato, el acoso, las humillaciones, de las que hemos sido objeto por parte del delegado de la Profepa. Desde que llegó se ha dedicado a hostigarnos laboralmente, a intimidarnos, amenazarnos y a decir cuanta cosa de nosotros, que somos corruptos y no prueba nada”, externó.

Asimismo, conformó que dos empleados presentaron su renuncia a consecuencia del acoso laboral del cual fueron víctimas.

“A otros los ha bajado de puesto y a algunos les ha quitado sus acreditaciones como inspectores por supuestos actos de corrupción. Todos hemos sido objeto del maltrato por parte del delegado de la Profepa, exigimos su cabeza, queremos que se vaya, no tiene don de mando, no tiene don de nada”, dijo.

Después de las 11 horas arribó a las oficinas el Delegado de la Profepa, quien expresó a los manifestantes que les levantaría un acta administrativa por abandonar sus funciones en horario laboral.