19.5 C
Xalapa

Tronco, su hermano Miguel y todo el Ejido 25 de abril se va del PRI

-

FOTO: CAROL SUÁREZ.
FOTO: CAROL SUÁREZ.

Renato Tronco Gómez, el “mejor guerrero electoral del PRI” –bautizado así por el ex gobernador, Fidel Herrera- confirmó que se va del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y qué con él, se va, su hermano, Miguel Tronco –ex candidato priista a la alcaldía de Las Choapas- y toda la infraestructura que conforman la Unión de Ejidos 25 de Abril.

En entrevista, el diputado local, Renato Tronco se negó a dar una cantidad de “activos políticos” que se van del PRI y que ya tienen un pie dentro del partido político, Movimiento Ciudadano, justificó que no da un número determinado, porque “no me gusta presumir”.

“Mi hermano se va, claro, la Unión también, ya lo declararon allá en el sur”, dijo.

En el cuarto partido político que milita Renato Tronco, antes estuvo en el PAN, PRI y PVEM, el diputado local justificó su incursión en el Movimiento Ciudadano (MC) asegurando que se trata del partido “menos malo”.

Tronco señaló que la deserción de toda la Unión de Ejidos 25 de Abril y de otros ciudadanos del sur de Veracruz al PRI, debe de ser visto como un “llamado de atención” al gobierno de Javier Duarte y a todos los priistas que trabajan en la administración estatal, del grado de desatención que se tiene en el sur de la entidad, donde las carencias en salud, educación e infraestructura carretera son muy evidentes.

Gómez reiteró que en enero del 2015 se podría hacer su toma de protesta como militante del MC.

“Es el menos malo, es menos malo porque es menos negociable y lo digo así exactamente con las palabras propias, menos negociable. Es el menos culpable, es el menos responsable, es el que no votó las reformas, es el que pudiera actuar en consecuencia de un verdadero proceso democrático en Veracruz y el país”, insistió.

La popularidad de Renato Tronco va en ascenso en redes sociales y en la opinión pública, luego de los videos que han circulado en internet, donde en su discurso predominan las groserías, las mentadas de madre y oraciones carentes de sintaxis, pero siempre con críticas hacía el gobierno y el PRI, un sistema que durante seis años lo cobijó.