15.2 C
Xalapa

Un infierno, colonia Cardenista Antonio Luna de El Castillo

-

POR DAVID ARCOS/EXCLUSIVA / FOTOS: FABIÁN DELGADO

Entre el lodo, heces fecales y casas de lámina, cartón o pedazos de madera viven las personas en la colonia Cardenista Antonio Luna –llamada de esa manera no en honor al dirigente estatal, sino al progenitor de este personaje-. 

 

DECENAS DE ENFERMOS

Las precarias condiciones sanitarias ocasionaron que decenas de personas enfermaran de gastroenteritis, debido a que están en contacto directo con heces fecales.El líder del Partido Cardenista asignó una plaza en el sector salud a una enfermera para que se encargara de las necesidades médicas de las personas que habitan en la colonia Cardenista Antonio Luna.

“En esta semana ha tenido muchísimos casos de gastroenteritis por la falta de higiene, no hay agua, no hay luz, no hay servicios básicos, como el terreno está tan disparejo hay gente mayor que se ha caído y se ha lesionado”, detallan los exmilitantes cardenistas.

La falta de guarniciones y banquetas ocasionó que una persona de la tercera edad cayera y se lesionara, a tal grado que el golpe parecía haberle generado un derrame cerebral y, a pesar de ello, era obligado a permanecer en dicha colonia para no perder su lote.

“Lo amenazaron y le dijeron que si se retiraba le iban a quitar el terreno, gracias a Dios no fue eso (derrame cerebral) porque sí se recuperó”.

La colonia Cardenista Antonio Luna, ubicada en la congregación de El Castillo, resultó ser un “infierno”. Más de 100 familias habitan en el lugar, a pesar de que ésta carece de los servicios básicos: agua potable, drenaje y luz. Es un lugar sin ley, donde tienen que acatarse las instrucciones de los líderes cardenistas.

Las personas de escasos recursos fueron amenazadas por el dirigente del Partido Cardenista, Antonio Luna Andrade, de ser despojadas de sus lotes si no habitasen en ellos. El argumento: que están en puerta las elecciones federales 2015.

Dichos espacios pudiesen ser reutilizados para ganar votos a favor del Partido Revolucionario Institucional (PRI) –partido amigo de Toño Luna-.

Esto denuncian exmilitantes del Partido Cardenista, quienes solicitan el anonimato por temor a represalias. Algunos de ellos militaron más de dos años en el mismo. Pudieron experimentar y observar una serie de irregularidades cometidas por su exlíder.

Comentan que podrían ser identificados fácilmente por integrantes de dicho organismo político y sus familias podrían estar en peligro.

El terreno de diez hectáreas donde hay aproximadamente 500 lotes fue donado por el gobernador del Estado, Javier Duarte de Ochoa. Los beneficiaros dijeron esperar la entrega de las escrituras correspondientes, mismas que otorgaría la Dirección General de Patrimonio del Estado de Veracruz.

Los lotes fueron entregados por etapas (tres o cuatro) durante los pasados meses de febrero y marzo, pero las personas no recibieron un documento como aval de propiedad.

“Decían que a disposición habías más de cuarenta lotes, es decir, que a más de cuarenta, automáticamente, ya se los quitaron. Ya no hay vuelta de hoja, se los quitaron porque no hicieron nada en sus lotes, no construyeron nada y no iban ni a visitar”, expresan los inconformes.

 

HABITAN EN LO INHABITABLE    

Entre el lodo, heces fecales y casas de lámina, cartón o pedazos de madera viven las personas en la colonia Cardenista Antonio Luna –llamada de esa manera no en honor al dirigente estatal, sino al progenitor de este personaje-.

Ante la falta de servicios básicos, la gente tiene que abastecerse de agua en los riachuelos de la zona y realizan sus necesidades fisiológicas en el primer lugar que encuentran.

Luna Andrade donó una pequeña planta de energía que resulta insuficiente para proporcionar luz eléctrica a todos los hogares.

“Hay personas que están poco tiempo por su trabajo y ahora que nombraron a quienes han habitado en el lugar, ellos no fueron mencionados, tal vez quieren que dejes el trabajo para que estés ahí todo el tiempo”, acusan.

El año pasado –cuando Antonio Luna Andrade buscaba la diputación local por la vía plurinominal- el dirigente del Partido Cardenista ya había otorgado las diez hectáreas. Posteriormente, retiró los lotes y los volvió a donar.

Cuando los cardenistas recibieron los lotes (hace ocho o nueve meses) se les pidió que dieran a conocer el tiempo en que comenzarían a habitar en ellos, pero al precipitarse, detallaron que en cinco meses, tiempo insuficiente para construir.

Las personas tienen que caminar varios minutos para trasladarse del pueblo –donde hace parada el autobús- hacia sus hogares, zona que es bastante insegura.

 

MANIPULA Y ENGAÑA A SUS ADEPTOS

Los requisitos para acceder a un lote del Partido Cardenista son: militar, cotizar y acudir y pasar lista durante las manifestaciones, realizadas sobre todo en Plaza Sebastián Lerdo de Tejada de esta capital veracruzana.

“Lo que más cuenta es ir a las manifestaciones. Cada semana se hacen juntas por comités y cotizas cinco pesos. Es la tarifa que ponen pero creo que en otros comités hasta cobran más. Platicamos con unas personas de La Antigua y nos dijeron que allá les cobran 15 o diez pesos”, acusan.

Toño Luna les promete los lotes, después de mínimo dos años de militancia los otorga y a los pocos meses intenta recuperarlos para utilizarlos con fines electoreros.

Sus adeptos están en un grave riesgo y temen que pueda registrarse una epidemia por la insalubridad de la colonia Cardenista Antonio Luna; sin embargo, el dirigente trata de ocultar esta situación a los medios de comunicación.

Pues instruyó que se les negara el acceso a reporteros, fotógrafos y militantes de otros partidos políticos.

“Incita a la violencia, a que salgan todos con palos, a que gritaran que se fueran, a que dijeran que no daban entrevistas porque los medios de comunicación ponían lo que querían, a que las personas no cruzaran palabras con los reporteros”, denuncian excardenistas.

La dirigente de la colonia, Hilda Benavides, siempre está como “portera”. Vigila el acceso a la misma para evitar que los periodistas reporten las violaciones a los derechos humanos que están presentándose en el lugar.

 

02

 

 

 

 

 

 

 

Las 100 familias que habitan en este lugar están viviendo una pesadilla por las condiciones precarias en las que tienen que vivir.

 

03

 

 

 

 

 

 

 

 

La Dirigente de esta colonia vigila el acceso para impedir que periodistas se cuelen y puedan reportar las malas condiciones en que se ven obligadas a vivir las familias.