20.1 C
Xalapa

Veracruz, en estado de quiebra

-

FOTO: FABIÁN DELGADO.
FOTO: FABIÁN DELGADO.

Aunque la Secretaria de Finanzas y Planeación (Sefiplan) y su titular, Mauricio Audirac Murillo presuman que hay “equilibrio financiero” y “solvencia en caja”, la falta de depósito de recursos millonarios a diversos Ayuntamientos sólo demuestra que Veracruz está en un “estado de quiebra”, expresó el diputado panista, Julen Rementería del Puerto.

Expuso que “los convenios” de participación financiera entre el Estado y los Ayuntamientos los traen “enredados”, pues hay depósitos del ramo 033, de las Participaciones Federales Directas, del Fondo de Infraestructura Social Municipal (FISM) y el Fondo de Aportaciones Múltiples (FAM) que no están siendo depositados en tiempo y forma.

Rementería señaló que la mayoría de alcaldes panistas se quejan que Sefiplan les adeuda dinero de estos 4 programas, correspondientes a las ministraciones de octubre y de noviembre, aunque en algunos municipios el rezago es más evidente.

“En Córdoba, le acaban de depositar 60 de 100 millones de pesos, le adeudan 40, ya el año acaba, por supuesto que el alcalde, Tomas Ríos va a incumplir y como él hay muchos, la Tesorería de Veracruz indirectamente obliga a los ayuntamientos a  que caigan en una irregularidad, no imputada a ellos”, expuso.

El diputado del PAN expresó que la Secretaria de Finanzas y Planeación (Sefiplan) tiene una falta de liquidez y solvencia enorme, pues además del atraso en sus programas presupuestales federales a los municipios, se encuentra la insolvencia para pagar aguinaldo a sus propios empleados y a los sindicatos de la Universidad Veracruzana, como recientemente se quejaron.

“Ellos, ya están en la ilegalidad, no entiendo, para que dice el de Sefiplan (Mauricio Audirac) que todo está en caja, en equilibrio, que hay recursos, si, si hay pero en la caja o en la casa de quien”, señaló.

Julen Rementería señaló que la bolsa de aportaciones federales de esos cuatro programas, que son básicos para los Ayuntamientos, ronda los 16 mil millones de pesos, de los cuales, al menos un 30 por ciento no ha sido depositado.