Search
Viernes, 18 de Setiembre de 2020
  • :
  • :

Xalapa con X: La muerte dominguera de tránsito

ROSA VÁZQUEZ

 

Cada domingo ocurre la misma cosa, los ya de por si pocos elementos de Tránsito del Estado que existen en la ciudad, se desaparecen, quizá se escondan en las alcantarillas o a lo mejor pasan el día disfrutando en casa una buena comida, la cuestión es que Xalapa se queda pelona de vigilancia.

Aunque los fines de semana el tráfico parece disminuir porque la gente se encuentra en casa y hay menos trabajo, dejar a la ciudad sin autoridad puede resultar contraproducente cuando no hay suficiente cultura vial.

En la avenida Enríquez todo es válido, dejar el automóvil estacionado y trepar la motocicleta a las banquetas. En la recién arreglada calle Pípila y en Poeta Jesús Díaz los taxis y camiones de descarga se quedan todo el día.

En la glorieta del mercado Adolfo Ruiz Cortines, mejor conocido por los xalapeños como el mercado de La Rotonda, los camiones de líneas foráneas ya tomaron el triángulo de descanso como estacionamiento, a pesar de que es clara la señalética que prohíbe estacionarse en ese lugar.

Sin embargo a nadie le importa cuántas señales de prohibición pueda haber o la falta de respeto que implica estacionarse sobre las aceras peatonales, la autoridad estatal es burlada cada fin de semana porque no hay un sólo elemento de seguridad vial realizando su trabajo.

Y es que Xalapa se ha convertido en una pesadilla vial para cualquier persona, incluidos los turistas, que en lugar de preocuparse por el clima, se preocupan por los embotellamientos, bloqueos, zonas de descarga.

Afuera de la USBI un hombre protestó exigiendo un puente peatonal, que en efecto es urgente colocarlo en ese y otros cruces que cobran vidas cada que se les antoja, como el ubicado en la entrada al Sumidero o en 20 de Noviembre.

Sin embargo, también afuera del Centro de Especialidades Médicas “Dr. Rafael Lucio” se solicitó uno durante mucho tiempo, y una vez construido, la gente continúa corriendo mientras esquiva los autos esperando a que ninguno lo alcance como si la vida fuera un juego de azar.

La falta de cultura vial abarca a los automovilistas, motociclistas, a algunos ciclistas y a peatones, pero también a los agentes de Tránsito que en incontables ocasiones son descubiertos viendo el celular, platicando o hasta tomándole fotos y pidiendo datos a los manifestantes, como si fueran además periodistas.

Así la Ciudad de las Flores recibirá a miles de turistas que llegarán el mes entrante a presenciar los Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014, en medio de calles cerradas, autos estacionados en las banquetas o en doble fila, puentes peatonales que se caen a pedazos y cruces de muerte en algunas zonas de la ciudad.

También serán testigos del mal funcionamiento de la ciudad, de los domingos sin ley, de la gente que prefiere correr abajo del puente a subir una decena de escaleras, de la nula cultura vial de la ciudad.

Y a pesar de eso, sin tener vergüenza alguna, las autoridades estatales siguen permitiendo el domingo como un día de descanso para los agentes de tránsito y la población, que hace lo que se le antoja cada fin de semana.

Comentarios

comentarios




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *