22.5 C
Xalapa

Ya está online el consultorio de Haruki Murakami

-

Haruki Murakami

El reconocido escritor japonés recibe desde hoy y hasta el 31 de enero las preguntas de sus lectores. Y promete contestar la mayor cantidad de consultas. Pero el sitio sólo está disponible en su idioma

 

“Tengo solo un cuerpo, no puedo contestar a todo”, advirtió el autor de “Tokio blues” ante una posible avalancha de preguntas. Desde hoy se puede acceder al sitio que el exitoso escritor Haruki Murakami preparó en japonés para responder las inquietudes de sus lectores. El portal, llamado “El espacio del señor Murakami”, recibe a sus lectores con una risueña imagen del novelista, acompañado de un gato – su animal favorito – y un oso hormiguero.

A la web se le pueden enviar desde consultas sobre sus trabajos, su vida personal y cotidiana hasta conocer cuáles son sus opiniones sobre temas de la actualidad. A comienzos de enero, cuando se divulgó la noticia de la apertura del portal, el propio escritor declaró que la plataforma digital era una buena opción para que sus lectores también le enviaran algún relato que quisieran compartir con la comunidad cibernética.

haruki murakami online

El sitio es un proyecto de Shinchosha, editorial que trabaja con el novelista japonés. Se le podrán enviar preguntas hasta el 31 de enero, y luego el literato empezará a contestar a todo lo que pueda.

Cuando se conoció el proyecto, Murakami comentó que le “gustaba mucho” iniciar esta aventura en Internet. El escritor lo consideró un “festival de gratitud e intercambio de mensajes”, y pidió la comprensión de aquellos fanáticos que no reciban una respuesta.

Esta no es la primera vez que el japonés se embarca en un proyecto online. Entre 1996 y 1999 Murakami intercambió correspondencia con sus lectores a través de una página oficial y sus conversaciones en línea fueron recopiladas en algunos de sus libros, como fue el caso de “Así es, preguntémosle al señor Murakami”. En 2002, la editorial también abrió otra página temporal cuando el escritor publicó “Kafka en la orilla”. Cuatro años después, volvió a aparecer tan solo por tres meses en una página web personal.